Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

viernes, 20 de febrero de 2009

El Peso Argentino Moneda estrella del año 1960

Aunque parezca imposible, el 23 de enero de 1961 por el informe Lombard de Inglaterra, se declara y premia al Peso Moneda Nacional ($ m/n), la moneda argentina vigente en aquellos años, como la "Moneda Estrella del Año".

Esto fue el logro del equipo económico liderado por el Ingeniero Álvaro Asogaray, durante la presidencia del doctor Frondizi.

A continuación, pueden ver el faximil del comunicado del informe Lombard y posteriormente, la transcripción del documento de donde lo hemos sacado.


Nos ha parecido importante, transcribir el documento "La Verdad de Alsogaray" ya que explica el contexto de aquella premiación de nuestra moneda y da detalles de una disputa entre el y el Sr Frigerio, quien fuera secretario de Frondizi durante su presidencia.
La actitud -inexplicable- del propio Frondizi es notable.

El texto transcripto pertenece a La Mesa Ejecutiva de la Junta Promotora Nacional de la Unión del Centro Democrático (U.C.D. que luego debio cambiar su nombre por UCeDe a raiz de estar ya registrado el primer nombre) fechdo el 12 de abril de 1983.




La Verdad de Alsogaray


Ante la desafortunada y deslucida intervención del señor Frigerio frente al Ingeniero Alsogaray en un resiente programa de televisión, el MID (Movimiento de Integración y Desarrollo) se ha sentido en la necesidad de salir en defensa de aquel por considerarlo agraviado. El Ingeniero Alsogaray no agravió al señor Frigerio; simplemente lo puso en su lugar señalándolo como “secretario del Dr. Frondizi”. No vemos la razón por la cual eso pueda ser considerado como una ofensa.

El señor Frigerio tiene la costumbre de llevar los problemas públicos al terreno personal y ello le acarrea a menudo desagradables consecuencias. En 1956, injurió al Ingeniero Alsogaray en la revista QUE; éste lo procesó ante la Justicia la cual le obligó a retractarse en la misma revista. Lo hizo en los siguientes términos:


“Reconozco que en los artículos aparecidos en el número 137, páginas 13, 14 y 15 de la revista QUE, se han deslizado evidentemente excesos de lenguaje y que, en cuanto a las frases y giros señalados por la querella, no han sido vertidos con ánimo de injuria a la persona del Ingeniero Álvaro Alsogaray, cuyas conclusiones de Honestidad no tengo la menor duda, y deploro que de aquellas se haya podido inferir lo contrario.”


No se justifica, sin duda, distraer al público con anécdotas como las incluidas en la solicitada del MID, pero si vale la pena aclarar ciertos acontecimientos políticos y económicos ocurridos entonces en homenaje a la verdad histórica. Por eso respondemos hoy a la solicitada, a efectos de una mejor información de nuestros afiliados y simpatizantes, y también de la opinión pública.

En 1956 el Partido Cívico Independiente y la UCRI (Unión Cívica Radical Intransigente) (o más precisamente el Ingeniero Alsogaray y el Doctor Frondizi), estaban ideológica y doctrinariamente en las antípodas. El primero defendía la libertad en todos los órdenes y en particular la libertad económica. El Doctor Frondizi era estatista y dirigista y sus concepciones económicas estaban muy próximas a las marxistas. En materia de exportación de hidrocarburos había escrito el libro POLÍTICA Y PETROLEO, que era todo un símbolo, defendiendo el monopolio del Estado. Al ser elegido Presidente dio un vuelco fundamental: llamó a compañías extranjeras especialmente norteamericanas, a explotar petróleo, y el 29 de diciembre de 1958 liberó totalmente la economía. Es decir, abjuró (si bien, como se vio después, solo transitoriamente) de sus ideas de toda la vida, y adoptó en puntos esenciales la doctrina del Partido Cívico Independiente y del Ingeniero Alsogaray. Estos son hechos y ninguna retórica, por rebuscada que sea, podrá alterarlos.

Durante el primer semestre de 1959 una gran confusión reinó en todo el país. El Doctor Frondizi había lanzado una nueva política (que era la nuestra) y quería ejecutarla a través de ministros y funcionarios apegados al viejo sistema. Esa incoherencia esencial desató alrededor del ex presidente una crisis. Para resolverla llamó al Ingeniero Alsogaray al gobierno. Este aceptó a condición de contar con el Ministerio de Economía y el ministerio de Trabajo, con la facultad de designar a todos sus colaboradores y de hacer, con plena libertad de acción, lo que siempre había sostenido. En la práctica el Ingeniero Alsogaray fue un cuasi primer ministro, aunque estuviera jaqueado por amigos y adversarios del Presidente, y conatos militares dirigidos contra éste.

Durante 22 meses el Ingeniero Alsogaray y sus colaboradores manejaron la economía del país e influyeron en otros aspectos de la vida nacional. Los resultados fueron notables. Se resumen en el cuadro siguiente, que describe el estado de cosas imperantes en julio de 1959 al ingresar el equipo del Ingeniero Alsogaray al gobierno; 22 meses después al abandonarlo, y al año siguiente al producirse la destitución del Doctor Frondizi.



El Doctor Frondizi le pidió la renuncia al Ingeniero Alsogaray en Abril de 1961, precisamente el mismo día en que el Vicepresidente del banco Mundial informaba personalmente al ex mandatario que el banco había resuelto refinanciar la usina del Dock Sud (caso único hasta entonces), debido a la confianza que inspiraba el Ingeniero Alsogaray. Además, acababa de proclamarse al peso moneda nacional como “la mejor moneda del mundo”, lo cual se debía a “la acción del equipo económico que manejaba la economía argentina” (informe del Comité Lombard en Londres) (NOTA 1). La inflación estaba totalmente controlada; el mercado de cambios era absolutamente libre y el dólar a 83 moneda nacional sin controles de ninguna clase; las reservas habían aumentado de 250 millones de dólares a 750; había plena ocupación, la industria expandiéndose y re enriqueciéndose; en una palabra los principales problemas estaban resueltos debido a una inteligente y eficaz aplicación de la Economía Social de Mercado.

¿Por qué el Doctor Frondizi pidió entonces la renuncia del equipo económico presidido por Alsogaray? ¿Por qué quebró el esfuerzo realizado? ¿Por qué, si creía que el Ingeniero Alsogaray no respondía a sus “directivas”, lo llamó otra vez a ocupar los mismos cargos poco antes de ser destituido? Esto es lo que debe explicar públicamente el Doctor Frondizi y a ello lo ha venido invitando el Ingeniero Alsogaray durante 20 años. Y debe explicarlo porque ese pedido de renuncia cambió seguramente el curso de la historia argentina contemporánea. Si el entonces presidente no hubiera, en el año desarrollista” de su gobierno que siguió a la renuncia de Alsogaray, arruinando (como se ve en el cuadro) la tarea cumplida; si no se hubiera embarcado después de esa renuncia en coqueteos con el “tercer mundo” y el castrismo; si no hubiera intrigado procurando dividir a las Fuerzas Armadas y enfrentarlas con los sindicatos; si no hubiera hecho la apología pública del Señor Frigerio en sorprendentes discursos que afrentaron al país; si no hubiera intentado un segundo pacto con Perón; si no hubiera tolerado privilegios y desvíos en sectores y personas que usufructuaban la política “desarrollista” (actitudes todas estas que jamás hubieran podido llevar a cabo con Alsogaray en el gobierno), seguramente no hubiera sido destituido y muy otra habría sido la marcha del país en los años siguientes. Esto es lo que importa aclarar. Los comentarios sobre “pases de posta” (NOTA 3), “esperas en antesalas” (NOTA 4) y otras imputaciones grotescas similares, solo constituyen ardides políticos de baja categoría, que no tenemos el menor interés en recoger. Quien desee informarse a fondo sobre lo ocurrido entonces, puede solicitar la documentación pertinente al partido; ella será proporcionada de la manera más amplia y exacta. Con lo que ponemos punto final a este incidente que nada agrega a la solución de los verdaderos problemas del país.

Buenos Aires, 12 de abril de 1983
Mesa Ejecutiva de la Junta Promotora Nacional


NOTAS:

1.- Informe Lombard (23 de enero de 1961)


Selección anual de premios Oscar
Tengo el placer de presentar la lista de premios Oscar, que incluye al más sobresaliente acontecimiento en el campo financiero durante el año pasado (1960), según lo dictaminado por las secciones doméstica e internacional del Comité Asesor Lombard.

Moneda estrella del año. El premio corresponde al peso argentino. El Comité se mostró muy impresionado por el espectacular progreso de la situación de pagos externos desde que el plan de estabilización fue realizado por el presente equipo Ministerial en 1959. Ellos han remarcado que esa acción no solo ha hecho posible dar a la tasa de cambio una mayor estabilidad que la de un largo período anterior, sino que ha capacitado a la Argentina a elevar sus reservas de divisas extranjeras, que estaban prácticamente exhaustas, al relativamente confortable nivel de 750 millones de dólares. Aunque algunos ajustes menores pueden ser todavía necesarios, se ha hecho lo suficiente para permitir a la Argentina proclamar que su largamente sufriente moneda ha sido decididamente rehabilitada.

2.- Control de precios


El supuesto apoyo del Ingeniero Alsogaray al control de precios de 1956 durante el gobierno de Aramburu, es presentado en la solicitada con evidente mala fe. Fue precisamente la decisión del gobierno de entonces de dictar ese decreto lo que motivó la renuncia del Ingeniero Alsogaray y del Doctor García, que durante 3 meses se habían opuesto totalmente a esa medida.

3.- “Pase de posta”


Esta expresión se refiere a la continuidad de la nueva política económica del Doctor Frondizi, que era nuestra (petróleo con inversión privada y liberación de la economía). Los intentos “desarrollistas” nunca prosperaron durante la etapa Alsogaray.

4.- “Espera en antesalas”


El Doctor Frondizi siendo ya Presidente pidió al Ingeniero Alsogaray que le hiciera llegar sus opiniones y recomendaciones a través de “su secretario”, el Señor Frigerio, sin perjuicio de tratar los asuntos importantes personalmente cada vez que fuera necesario. Dos o tres veces el Señor Frigerio fue a la casa del Ingeniero Alsogaray a recoger documentos y dos o tres veces ocurrió a la inversa. Hablar de “espera en antesalas” constituye otro acto de mala fe.

5.- “Compromiso de Alsogaray de ejecutar la política económica en marcha”


Obviamente ese era el propósito de Alsogaray. Para eso había ido al gobierno. ¿Pero que política? La que toda su vida había preconizado y a la cual se había volcado el Doctor Frondizi. Carece de sentido discutir ese “compromiso” sin analizar los puntos específicos que hacen a la esencia de la doctrina.

2 comentarios:

Cronicas Universitarias dijo...

Por la presente queremos entregarle el "Premio Difusores de Verdades" que podra retirar desde nuestro blog

La Verdad Histórica de la República Argentina dijo...

Gracias cronicas Universitarias por ek premio.

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif